Vestimenta empresarial

No es un secreto que el mundo laboral está cambiando y con estas muchas otras aristas como la forma de vestir, y resulta importante en este punto preguntarse, ¿la vestimenta de los colaboradores realmente afecta su productividad? Existen empresas donde el código de vestimenta es muy estricto; hombres de traje sastre perfectamente coordinado y mujeres de falda a las rodillas, tacones y un perfecto peinado, sin embargo, día con día esto ha ido cambiando y cada vez hay más apertura al tema.

Empezamos con un viernes casual: pantalones de mezclilla, mujeres en flats, hombres sin corbata, una vestimenta muy relajada que logra sacar al empleado un poco de su habitual rutina.

Lo que realmente significa una vestimenta casual en la oficina es la proyección y el reflejo de la personalidad de las personas.

A pesar de las diferentes opiniones, la forma en la que nos vestimos impacta directamente en la autoestima y en cómo nos sentimos.

¡Dejemos de lado los estereotipos!; se trata de sentirse cómodo en el lugar donde pasas la mayor parte de tu día y de hacer lo más agradable posible tu estancia para sentirte con total plenitud y dar lo mejor de ti en todas y cada una de tus actividades, recordemos esta pequeña ley de vida laboral: personas motivadas y felices son personas eficientes.

Regresando a la pregunta inicial, reflexionemos ¿cómo crees que las personas sean más productivas?, ¿con un estilo impuesto por código de vestimenta o con un estilo que refleja quién eres en realidad?

Esto no significa que dejemos de lado los estándares de higiene, respeto y normas establecidas por la sociedad y las organizaciones. Mas allá de cambiar un código de vestimenta debemos de cambiar una cultura organizacional donde la persona vale por su trabajo y no por cómo se ve. Repitámoslo de nuevo, los juicios de valor prematuros solo conducen a un destino…el fracaso.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.