¿Qué hacer y qué no hacer en una entrevista?

Cuántos de ustedes no han deseado que existiera una forma de conseguir un nuevo trabajo sin tener que pasar por el proceso de entrevista, sin sentir ese miedo, esa ansiedad y esos nervios que pueden dejarte sin dormir la noche previa a la cita.

A todos ustedes que han vivido esta situación, déjenme decirles que es completamente normal.

Asistir a una entrevista de trabajo es comparado con hacer una audición, solo que, en este proceso no tienes un diálogo que memorizar, no tienes idea de que escena sigue, o incluso de que se trata la película.

Este proceso no es tan diferente a la forma en la que entrena un atleta para estar en óptimas condiciones, cuanto más te prepares y practiques, más seguro te sentirás cuando tus aspiraciones profesionales estén en juego en la entrevista de trabajo.

Esta confianza te ayudará a eliminar los hábitos nerviosos poco atractivos y sentir control en las respuestas y el lenguaje corporal. Debes relajarte, considera que sólo es una conversación de uno de tus temas favoritos: quién eres, qué sabes, tus intereses y hacia dónde quieres llegar.

Esto no quiere decir que debes ser cínico, prepotente o grosero pues nadie quiere contratar a un candidato con problemas de actitud.

Prevé, revisa las rutas para llegar, practica con tus amigos, ten pláticas con personas que te parezcan interesantes, cuéntales de los proyectos en los que te has involucrado, reflexiona sobre las entrevistas que ya has pasado, qué aspectos te hicieron sentir incómodo o nervioso, toma nota de la retroalimentación, acostúmbrate a pedir tiempo para dar una respuesta.

Busca impresionar y mostrar tus cualidades, muestra un poco de emoción, reflexiona sobre las cosas increíbles que has logrado en tu vida y carrera hasta ahora, toma cada entrevista como una experiencia de aprendizaje que te convertirá en un mejor candidato con un nivel de inteligencia emocional mucho más alto.

Toma en cuenta qué si estás ahí, es porque algo gustó de tu currículo, así que sé optimista el día de la entrevista y mantén la calma.

No dejes que los sentimientos negativos y los miedos te saboteen, trabaja y prepárate para canalizar esa energía hacia una fuerza positiva, recuerda que nadie puede complacer a todos, y si no le gustas a alguien, sigue conociéndote, cambia tu actitud y asiste a la siguiente.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.