¿Por qué es importante tener una identidad definida en una empresa o negocio?

Hoy en día vivimos en un mundo saturado de marcas. Tanto, que cada vez nos es más difícil resaltar de la competencia. No queremos pasar desapercibidos; todo lo contrario, queremos destacar, posicionarnos y ganarnos un espacio en el mercado y si hay unos conjuntos de rasgos que nos puede ayudar a cumplir este cometido es la identidad de marca, de la compañía.

La razón es sencilla, cuando cuentas con una identidad establecida y sólida, no solo eres capaz de transmitir tus valores, filosofía y razón de ser al público, sino también logras diferenciarte del resto en elementos visuales y de percepción que servirá para impulsar tu negocio. Al final, con una identidad es posible generar resonancia dentro del mercado que permeé en la consciencia colectiva.

Por lo anterior, nuestra empresa podrá conectar con su cliente ideal y generar un sentido de confianza, identificación y, por ende, lealtad. Un cliente leal es la mejor forma de un cliente ganado, un cliente leal es un cliente cautivado en ambos sentidos de la palabra. Sí logras generar lealtad, estás a un paso de tener un cliente cautivo. Los atributos definidos en la identidad de la empresa serán igualmente transmitidos al personal de trabajo, quienes a su vez desarrollarán un sentido de pertenecía y, por consiguiente, trabajen con mayor compromiso.

Antes de empezar cualquier negocio, es de suma importancia darle el peso y la atención que merece este punto. Al carecer de una identidad clara, algunas estrategias de comunicación como campañas de publicidad o presencia en redes sociales, carecerán de sentido y esfuerzo: estarás llegando a muchas personas, pero al mismo tiempo a ninguna.

Si la identidad empresarial es un nuevo tema para ti y no sabes cómo empezar, puedes comenzar por responder las siguientes preguntas que te servirán como guía y un buen punto de partida. Por supuesto existen otras herramientas, pero recomendamos altamente iniciar con el siguiente ejercicio. En conjunto, tendrás un mejor panorama de cómo es tu marca y puede irse construyendo una mejor.

  • ¿Cuáles son los objetivos que quiero alcanzar con mi negocio/empresa?

Esta es la pregunta más genérica; no obstante, su respuesta nos ayuda a tener claro dónde queremos llegar. Tener objetivos claramente definidos nos permite enfocar nuestros esfuerzos de mejor manera ¿cómo quieres llegar a cierto número de personas si ni si quiera sabes a dónde quieres llegar con tu marca?

Recuerda, los objetivos deben de ser claros, con fecha de cumplimiento y, mucho más importante, se deben poder medir los progresos para poder tener un correcto control.

  • ¿Cuál es mi target que quiero abordar?

El primer paso para definir a tu buyer persona es tener muy claro qué público quieres atacar. De igual manera que los objetivos, si no sabes a qué tipo de personas abordar ¿Cómo construirás una estrategia de mercadotecnia efectiva?, ¿cómo sabrás qué canales de comunicación usar y qué mensajes expresar en redes sociales? Si todavía no tienes definido un target en específico (o no estás seguro si es el correcto), toma en cuenta los siguientes elementos:

  • Aspecto demográfico: edad, género, raza, etc.
  • Aspecto geográfico: en dónde se encuentra, si en área metropolitana o rural
  • Nivel socio económico: D, C, C+, B o AA
  • Hábitos/estilo de vida, englobado en un párrafo
  • ¿Cómo sería mi Buyer persona?

Este punto es más especifico que el target, aquí ya estás identificando cómo es tu cliente ideal en varios aspectos etnográficos (costumbres, creencias, hábitos y aspectos psicológicos). Un buyer persona debe ser capaz de describir sus metas, sus retos, actitudes, sus principales temores e intereses, que hace en su día a día y que valores lo rigen.

  • ¿Cuál es mi filosofía, mi manifiesto de marca?

Como se mencionó en el inicio, hoy en día es más relevante que nunca conectar con tu público. Las marcas deben de ser capaces de contar historias y experiencias; ideales; sueños y aspiraciones. Se debe tener una filosofía que logre impactar en la vida de las personas, lograr que sientan ese sentido de pertenencia con nuestra razón de ser, lograr ser ese manifiesto que plasme todas estas creencia de la marca en la consciencia colectiva.

Sí ya sabes que tu target son personas deportivas que aman la disciplina y disfrutan mucho ir al gimnasio; unos posibles valores que te ayudarán a conectar más con ellos son el compromiso y la tenacidad; la perseverancia y el vigor;

De igual forma, considera y juzga cómo te quieres proyectar y qué mensajes quieres dar. Sí ya los tienes presente estas actividades se te facilitarán (este punto va muy de la mano con tus objetivos y filosofía). Debes tener mucho cuidado en no caer en acciones que puedan afectar la percepción de tu marca y más importante aún, a contradecirla.

  • ¿Cómo sería la personalidad de mi marca?

Este ejercicio es muy poderoso y sobre todo muy divertido pues te ayudará a encontrar tono y voz de la marca. Si tu marca fuese una persona, ¿cómo sería? O mejor aún ¿qué celebridad te gustaría que fuese? Por ejemplo, si sabes que quieres conectar con personas deportivas que sean disciplinadas, un muy buen ejemplo que sirva como embajador de tu marca podría ser Dwayne “La Roca” Johnson: La roca representa una persona disciplinada, dura y tenaz, pero carismática y logra motivar. Otro ejemplo igual de ilustrativo es Neymar Jr. quien si bien también es deportivo, desafortunadamente su mala imagen de juego deshonesto podría afectar la imagen de tu empresa.

Una vez que tengas todo lo anterior claro, ya puedes llevar todos estos atributos a tu marca. Aterrizálo al Naming (nombre) y a un logotipo. Ambos de suma importancia pues deben de transmitir tu conjunto de ideas y características, por lo que mi recomendación personal es consultar con un experto de diseño y comunicación para englobar todo lo mencionado en estos elementos de identidad.

Una vez tenidos el logo y un buen nombre, ya puedes dar paso a la creación de diversos materiales de comunicación, tanto internos como externos. En este sentido, se te hará más fácil realizar campañas, estrategias de marketing y de redes sociales sabiendo una vez bien quién eres, qué quieres comunicar y a quién. Enfocarte en un nicho de mercado y posteriormente en ir teniendo cada vez más clientes leales.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.