Saltar al contenido

Acerca de Luis Ibarra

Líder Cuentas Clave en Evenplan

La relación que existe entre jefes y colaboradores es uno de los factores determinantes del éxito o fracaso en una organización.

Actualmente, el mundo laboral funciona a través de las relaciones interpersonales en todos los niveles y para todas las situaciones; por lo que la relación empleador-colaborador es clave para el buen funcionamiento y el cumplimiento de las metas trazadas dentro de una organización. Así que, cuando hablamos de generar sinergia, nos referimos a una conexión totalmente exitosa entre jefe y colaborador que permite obtener resultados positivos de acuerdo a los objetivos de una organización.

empresa de recursos humanos

Al hablar de la importancia de generar un vínculo entre el jefe y colaborador, no nos referimos precisamente a cuestiones tan sustanciales como firmar un contrato directo con la empresa o tener una relación basada meramente en el respeto laboral. En Evenplan creemos que generar un verdadero vínculo con los colaboradores significa dotarlos de las herramientas y oportunidades al alcance de la empresa, las cuales ofrecen un valor agregado, pero sobre todo, permiten poder acceder a una mayor calidad de vida en todos los aspectos; es ir un paso más allá, preocuparte por el bienestar de tus colaboradores, ponerse en sus zapatos en todos los aspectos; adoptar una óptica laboral de abajo hacia arriba y no al contrario - una práctica muy común dentro de las empresas - sin tomar en cuenta a los colaboradores y bajo la premisa: ‘’Esto es lo que puedo dar… tómalo o déjalo. habrá alguien que sí lo valore.’’

Recuerda que los empleados son el activo más importante que existe en las organizaciones; son aquellos que son capaces de hacer que las cosas sucedan, que funcionen los sistemas y procedimientos; el que da la cara ante nuestros clientes y quién día a día lidia con los propios problemas de la organización.

empresa de recursos humanos

Por todas las razones anteriores, vale la pena reflexionar un momento; si como organización estoy dispuesto a invertir un monto de dinero importante en infraestructura y sistemas porque el mercado así me lo demanda… ¿por qué cuando se trata de mejorar las condiciones o prestaciones laborales de mis colaboradores - quienes son los que van a hacer funcionar la infraestructura y sistemas - hago todo lo contrario?

Generar un vínculo no sólo se limita a brindar un contrato laboral directo con la empresa o a través de un outsourcing. Generar un vínculo estrecho con los colaboradores significa generar un sentido de pertenencia con ellos en todo momento, brindarles los medios necesarios para acceder a una mejor calidad de vida, así como priorizar el lado humano de los colaboradores, recordar en todo momento que no estamos tratando con herramientas o puestos, sino que estamos hablando con personas.

No olvidemos que el trabajo es un medio para poder cubrir nuestras necesidades básicas, acceder a los bienes y servicios que nos ayudarán a mejorar nuestra vida:

“No vivamos para trabajar, trabajemos para vivir’’

En Evenplan pensamos siempre en la persona, para nosotros nunca serán un número más, una vacante más o un currículum más; al contrario, nos apegamos al lado humano, teniendo como objetivo fundamental tratar a las personas como merecen ser tratadas y convertirnos en el empleado que todos quisieran tener, procurando un vínculo que vaya más allá de un negocio. En Evenplan somos el empleador que mira a los ojos.

Luis Ibarra
Líder Comercial
Evenplan

1

¿Realmente conviene estudiar y trabajar? Esta pregunta comúnmente retumba en las cabezas de los jóvenes que ya se encuentran en una preparación universitaria o están por iniciarla.

De acuerdo con el mercado laboral que existe hoy en día en nuestro país, podemos observar que este fenómeno ocurre con mayor frecuencia. Las razones pueden ser muy diversas; como por ejemplo, apoyar económicamente en el hogar, solventar los estudios que se están llevando a cabo en ese momento, el simple hecho de empezar a generar su propio ingreso, el deseo de comenzar a adquirir experiencia profesional, o bien para obtener mejores oportunidades laborales en un corto o mediano plazo al concluir su preparación académica.

En recientes encuestas publicadas por distintos medios y agencias podemos observar que el 90% de los estudiantes que se encuentran en los últimos semestres en la Universidad se encuentran ya incorporados al mercado laboral. Es una decisión que les que puede dar varias ventajas: generan experiencia laboral antes de concluir sus estudios, obtienen mayor seguridad al momento de asistir a una entrevista de trabajo, pero sobre todo, otorgan un alto sentido de compromiso y responsabilidad ya que son jóvenes que han sabido fusionar dos actividades muy importantes sabiendo solventar ambas.

También debemos tener en cuenta que existen algunas barreras que dificultan de cierta manera que los estudiantes puedan llevar a cabo esta práctica:

  1. Oferta limitada de empleos de medio tiempo
  2. Flexibilidad de horarios.
  3. Oferta limitada de planes de estudio y opciones laborales bajo un esquema virtual
  4. Falta de comprensión de que realmente se trata de un estudiante y no de un profesionista operativo

De igual manera, podemos observar que cuando un estudiante toma la decisión de combinar ambas actividades comienza por elegir de entre las siguientes opciones:

  1. Trabajo de medio tiempo relacionado a sus estudios
  2. Trabajo de medio tiempo sin importar el rubro
  3. Becario
  4. Prácticas profesionales
  5. Trabajo temporal en las vacaciones escolares
  6. Servicio Social

Estudiar y trabajar al mismo tiempo es una práctica totalmente positiva ya que dentro de los estudiantes que realizan esta práctica se puede observar que comienzan a desarrollar varias competencias: disciplina, responsabilidad, compromiso, constancia, madurez, organización, esfuerzo y productividad, principalmente. Dichas competencias, al momento que el estudiante se incorpora al ciento por ciento en el mercado laboral, son fuertemente valoradas por las empresas, ya que estamos hablando de jóvenes que presentan un gran sentido de superación y que difícilmente se doblegarán ante las exigencias del puesto al que lleguen a postularse o aspirar; ya que demostraron durante la preparación académica tener la capacidad de combinarla con la incursión en el mercado laboral.

Por lo que a manera de conclusión podemos inferir que el estudiar y trabajar no es una práctica fácil y mucho menos caminar por un camino de rosas, sino todo lo contrario, requiere de mucho esfuerzo, sacrificio y sobre todo mucho temple ya que es la combinación de dos grandes responsabilidades.

Pero sin duda al final del camino los jóvenes que optan por esta práctica al momento que se incorporan de lleno a la vida laboral comienzan a recoger los frutos de su esfuerzo y sacrificio. Curiosamente observamos también que la mayoría de los estudiantes que combinan esta práctica no se conforman con una preparación universitaria únicamente, sino que comienzan a incursionar en estudios de posgrado; por lo que estamos hablando de profesionistas mayormente capacitados, con mayores competencias y un alto sentido de superación y desempeño.